Te prometo que el amor de tu vida llegará después de ‘el error de tu vida’

El dolor de un corazón roto no durará para siempre, cuando las heridas hayan sanado, te encontrarás con el hombre que merezca escuchar de ti: eres el amor de mi vida.

Imagen: weddingbroker

Confieso que siempre he sido una romántica empedernida; ese tipo de mujer que idealiza al chico con el que sale y que se promete que ‘esta vez sí será el hombre indicado’. Así es como me ha costado un sinfín de lágrimas y largas noches en vela preguntándome cómo es que no pude ver que era otro chico igual a los demás.

Después de mi última relación, me prometí que nadie más volvería a ocasionarme tanto dolor como los que ya había pasado. No sabía en qué dirección caminaba en cuestiones amorosas, pero sabía perfectamente que no quería llegar a una decepción más, por esa razón me juré que no volvería a enamorarme jamás.

Imagen relacionada
Imagen: sitiocero

Ese último chico, con el que me entregué por completo, no valoró ninguna de las cosas que yo le había entregado y me lastimó más de lo que se lo había permitido a alguien. Jugó con mis sentimientos, me traicionó y me mintió en toda la relación y yo siempre creí en cada una de las palabras que me decía. Encontró la manera perfecta para hacerme creer que yo era la mujer más especial del mundo y que conmigo había encontrado la felicidad, pero sólo se trataba de un juego que supo manipular a la perfección.

Cuando por fin caí en cuenta que nada de lo que me decía era verdad, el corazón se me hizo mil pedazos y por supuesto que no me quedé en la relación, pero ahí estaba de nuevo, triste, llena de dolor y con un montón de sueños hechos trizas. En ese momento, me convencí que no entregaría mi corazón de nuevo, para evitarme ser lastimada de nueva cuenta.

Resultado de imagen para mujer en paz
Imagen: lamenteesmaravillosa

Y así fue como transcurrió el tiempo; las heridas del pasado habían sanado por completo y me encontraba conmigo misma, tranquila, perfeccionándome, pero con la clara convicción de que ya no creía en el amor de nadie. Mi escudo de protección ‘antihombres’ me llevó a desconfiar de cualquier intento de seducción y quise quedarme sola por un largo tiempo.

Pero él llegó así, de la nada, sin ningún intento de conquistarme ni de querer forzar a que algo entre los dos surgiera; llegó con la vida ligera, sin ningún tipo de temor ni con palabras bonitas que me hicieran sentir un cosquilleo en el estómago. Simplemente apareció, con su forma tan sutil de ver la vida y de reconocer el amor, sin ataduras, sin estragos, sin dramas innecesarios y sin etiquetas para todo lo que juntos sentíamos. Poco a poco nos fuimos descubriendo con nuestras propias reservas, con las idealizaciones sobre todos los aspectos de la vida y la magia tan especial que se creaba cada vez que estábamos juntos.

Resultado de imagen para mujer en paz
Imagen: vix

No voy a negar que intenté huir de esto que estaba naciendo entre los dos, pero todo de él me enamoró por completo, sin darme cuenta y sin esperarlo; no llegó a sanar las heridas, sino a darle un nuevo significado al amor y por fin me sentí feliz, comprendida y amada, con él no sólo mi corazón me dijo que era el amor de mi vida, también mi ser, mi cuerpo y mi esencia lo hicieron, con él me olvidé de los estragos del pasado y comprendí que el amor de tu vida siempre llegará después de ‘el error de tu vida’.

Resultado de imagen para mujer en paz
Imagen: mujerholistica

Síguenos en Instagram: ELEMENTOS