¿Te pones manzanilla para desinflamar los ojos? Es el peor error que cometes y te explicamos por qué

Desterramos mitos sobre el uso de la manzanilla para limpiar y sanar afecciones en los ojos como irritación y alergias.

Un té de manzanilla es la solución que tradicionalmente conocemos para curar desde un dolor estomacal hasta para aplacar los nervios. También solemos usar la flor de esta planta bondadosa para purificar la piel, sobre todo la del rostro. Cuando existen molestias, inflamaciones e irritación en los ojos, y hay unos cuantos sobres de manzanilla o unas ramitas frescas en casa, hervimos un puñito y luego colocamos la infusión en la zona.

Si bien esta costumbre pareciera del todo acertada, diversos especialistas en oftalmología coindicen que no es la mejor opción. En primer lugar, argumentan que una infusión de manzanilla no es una solución estéril. Se hace con agua, la cual, sea del grifo o mineral, no están libre de sustancias que podrían afectar los ojos. Aunque el agua hierva hay muchos factores que influyen en su contaminación, aseguran.

En segundo lugar, otra contradicción es específicamente la naturaleza de la flor de manzanilla. La infusión guarda restos de la planta, y estas partículas que incluyen el polen, son un potencial agente alérgeno. Junto a esto, suman otros detalles como no saber con exactitud ni la cantidad o la temperatura del agua para aplicar el remedio para que tenga realmente un efecto positivo.

En conclusión recomiendan evitar la utilización de estas alternativas naturales y optar por medicamentos específicos para tratar afecciones a nivel visual, sobre todo teniendo en cuenta que los ojos son una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo. Hoy día existen innumerables fármacos recetados para la limpieza, hidratación y desinfección. ¡Úsalos!

 

 

Fuente:i24mujer