Sólo una pareja tóxica te hará sentir que eres difícil de amar

¿Alguna vez has estado con alguien que te hace sentir que no eres lo suficientemente hermosa o interesante como para que otros se fijen en ti? ¿Alguien que hace que dudes de lo mucho que vales?

Si has estado en esta situación, sabes lo doloroso o humillante que puede ser. Pero no eres la única y lo importante es saber romper con ello. 

Estamos tan llenas de presiones e ideas de lo que debe ser el amor, que olvidamos lo que realmente merecemos. Nos conformamos con la primer persona que nos dedica unas palabras bonitas o que nos regala un ramo de flores. Creemos que el amor sólo se trata de sentir un cosquilleo cuando rozan tus labios o que es el deseo de estar todo el tiempo con alguien.

Olvidamos que el amor no son solamente regalos y halagos ocasionales sino la seguridad de estar con alguien que nos considera un ser increíble.

Si estás con alguien que por momentos te hace sentir increíblemente afortunada pero que en otros te hace cuestionar si de verdad estás feliz, es probable que se trate de un amor tóxico del que debes alejarte. 

Quien te hace dudar de los hermosa e increíble que eres sólo te confunde y te hace cargar un peso que se vuelve agotador física y emocionalmente.

 

Quien te hace sentir ordinaria, hace que creas que eres alguien difícil de amar.

Cuando te has perdido en una relación tóxica, es difícil ver que hay otros que valen la pena y con los que serías más feliz. Porque lo único que ha hecho esa pareja tóxica es hacerte creer que eres demasiado complicada y que por eso, no tienes una mejor opción. 

Siempre estás en guardia, después de todo, estás acostumbrada a recibir humillaciones. Siempre lista para atacar a quien resalta tu belleza, pues esa persona tóxica te ha convencido de que tienes más defectos que virtudes.

Aunque quieras creer en los romances de cuentos de hadas, tu relación tóxica te ha transformado en una escéptica. Te has vuelto demasiado cínica y no puedes sacarte de la cabeza la idea de que no mereces ser feliz.

Pero no eres complicada ni tampoco difícil de amar. Quien te ame de verdad, será capaz de ver la pureza en tu corazón y sin importar que estés en tu peor día, hará todo porque sonrías.

Jamás te conformes con quien te haga sentir difícil de amar porque no eres un cúmulo de defectos o problemas. Eres hermosa, inteligente y tienes mucho amor por ofrecer. No te desgastes con un amor que no te merece.

 

 

Fuente: NUEVA MUJER