Salud y cuidado bucal: causas, solución y recomendaciones ante un dolor de diente

El dolor de dientes es la causa más frecuente de consultas en centros odontológicos. Se trata de una de las afecciones dentales más comunes que genera un dolor intenso en la mandíbula, que inclusive puede extenderse a la zona del oído o la cabeza.

Además de la caries, existen otras patologías dentales que pueden producir este malestar, en mayor o menor grado. Estas necesitan un tratamiento y control especializado. No es recomendable caer en la automedicación.

Se debe tener en cuenta que un dolor de muela debe ser motivo de una pronta consulta con el odontólogo, pues es signo de que algo anda mal. Si bien, es posible que el malestar desaparezca por sí solo, o con el consumo de analgésicos, es importante identificar la causa y así evitar posibles problemas a mediano plazo.

De acuerdo con la odontóloga Tania Mejía Dávila (COP 21672), del centro médico Chalaco l del Callao, ante este problema no se debe hacer uso de antibióticos sin prescripción del especialista pues es probable que no sean necesarios, además de que tampoco ayudaría a calmar el dolor.

En ese sentido, Mejía Dávila compartió importante información acerca de las causas, soluciones y recomendaciones respecto a ese problema tan incómodo que representa el dolor de muela:

¿Qué provoca el dolor de dientes?

Existen diferentes factores que generan malestar en los dientes. La especialista refiere que la presencia de caries puede generar una infección y dañar la pulpa dental provocando un dolor muy agudo.

“La pulpa dental se encuentra dentro del diente, donde están el tejido y los nervios, por eso si algo anda mal con la pulpa dental, el dolor se sentirá en todo el diente.”, explicó la odontóloga en una entrevista con La República.

Otras de las causas son: Por bruxismo, rechinamientos de dientes que provocan una mayor tensión en la articulación temporomandibular; por enfermedad de las encías, mordida anormal, y erupción dental (sobre todo en niños).

¿Cómo curar el dolor de dientes?

Ante un dolor de este tipo se debe acudir cuanto antes a un odontólogo para que examine la pieza dental dolorosa con el fin de determinar la causa y realizar un tratamiento adecuado, indica la experta.

El malestar puede cesar mediante el uso de analgésicos como el paracetamol o antiinflamatorios, ibuprofeno, metamizol o diclofenaco, pero lo aconsejable es consultar con el odontólogo antes de tomarlos.

Recomendaciones ante un dolor de muela

La odontóloga advierte que los dulces y el azúcar pueden empeorar el dolor dental, por lo cual es mejor evitarlos. También recomienda aplicar frío (compresas de hielo), en la zona de la mejilla adyacente al diente dolorido, por su papel anestésico puede aliviar en parte el dolor.

Es importante, además, evitar la presión sobre la zona dolorida, no recostando la cabeza en el lado afectado. El consumo de alimentos excesivamente fríos, calientes o duros tampoco es recomendable ante la presencia del malestar dental.

 

Remedios caseros… ¿Pueden ser solución para el dolor de muela?

Mejía Dávila sostiene que estos remedios pueden ayudar para sacarnos de apuros en caso no podamos acceder rápidamente a un consultorio dental. Sin embargo, es importante recordar que lo más recomendable es ir a un consultorio dental, ya que el especialista en odontología te dirá de manera más precisa la causa del dolor.

 

¿Cada cuánto tiempo se debe acudir a un odontólogo?

La sonrisa es nuestra mejor carta de presentación, la recomendación es realizar una visita periódica al dentista. Cada 6 meses es oportuno, pues dentro de este marco de tiempo pueden aparecer diversas afecciones bucales como caries, gingivitis u otras enfermedades bucales que se necesitaran tratarse con urgencia, indica.

Tips para un correcto cepillado

El cepillado es importante si de cuidado hablamos, a diario realizamos esta práctica pero, atención, no siempre lo estaríamos haciendo correctamente. Aquí te compartimos algunos tips:

 

-Es importante cepillar cada diente y muela por todas sus caras. Una buena técnica es dividir la boca en cuatro cuadrantes e ir pasando por cada parte de cada cuadrante.

-El tiempo de cepillado es de unos dos minutos.

-Se debe cepillar también lengua y encías, pero de forma más suave.

-Cambie el cepillo de dientes cada 3 meses o cuando lo vea desgastado.

-Use enjuague e hilo dental al menos un ves al día en sus cepillados.

Todo esto debe complementarse con dos limpiezas bucales en el consultorio cada año, su odontólogo le ayudara con la técnica de cepillado, así como detectar las deficiencias en el mismo.

 

Fuente: LA REPÚBLICA