Rescatan en el mar a una pareja terraplanista que navegaba en busca del fin del mundo

Dos italianos zarparon de un puerto del Mediterráneo. Querían encontrar el borde de la Tierra. Todo terminó mal.

Que la Tierra es esférica lo sabemos desde hace más de dos mil años. Por eso resulta raro, chocante, cómico o al menos polémico que al día de hoy todavía exista gente que diga que es plana. El terraplanismo llegó para quedarse, y cinco siglos después del fallecimiento de Cristóbal Colón, esas creencias retomaron una vigorosidad que pocos hubieran imaginado.

Eso se traslada a otras cuestiones. Antes eran unos pocos, pero ahora parece que se ha extendido: ya se cuentan por miles las personas que niegan la existencia del coronavirus y la crisis sanitaria, por ejemplo, o que creen que los gobiernos intentan controlar a los ciudadanos por medio de la tecnología 5G.

Volviendo a que la Tierra es plana, a pesar del avance de la ciencia y los viajes espaciales, según los últimos estudios, solo un 66% de los jóvenes estarían convencidos de que la Tierra es redonda.

la idea de los terraplanistas sobre cómo es en realidad la Tierra.

Y en ese 34% seguramente debe estar una pareja italiana, que ha tenido que pasar varias semanas en cuarentena después de haber decidido salir de viaje con un solo objetivo: probar al mundo que la Tierra es plana, mientras el resto de Italia estaban confinados como medida de protección ante el coronavirus.

Según informa el diario italiano La Stampa, la pareja, ambos procedentes de Venecia, habría intentado navegar desde el puerto de la isla de Lampedusa (entre Sicilia y el norte de África), para probar que la Tierra tiene un ‘final’ y que vivimos en un mundo en dos dimensiones.

Sin embargo, se perdieron con su navío en el Mediterráneo. El destino, más que el terraplanismo, hizo que tuvieran suerte y fueron rescatados por Salvatore Zichichi, sanitario al servicio del Ministerio de Sanidad italiano, que les ayudó a utilizar una brújula para poder navegar.

“Lo gracioso del tema es que utilizaban una brújula, que funciona según el magnetismo de la Tierra, concepto que, como terraplanistas, deberían rechazar”, contó Zichichi al diario italiano.

Según el diario italiano, la pareja fue devuelta a Italia, donde tuvieron que pasar varias semanas en cuarentena.

 

Fuente:Clarín