Perro callejero detiene una obra para socorrer al actor que “estaba herido”

“Me conmovió mucho. Era como un ángel que quería ayudarme”, comentó el artista a través de una publicación de Facebook sobre el tierno accionar del cachorro.

La noble acción de un perro callejero demostró por enésima vez que dichos animales son unos “ángeles caídos del cielo”, así lo pudo comprobar Numan Ertuğrul Uzunsoy, un joven actor turco que se hizo viral en Facebook tras la difusión de unas imágenes donde una mascota interrumpe su actuación porque supuestamente estaba herido.

Una obra teatral que se desarrollaba en las calles de Turquía se convirtió en una escena que terminó superando la ficción debido al inocente gesto del solitario amigo perruno, quien pensaba que el personaje realmente se encontraba en grave peligro.

Con un gran público que rodeaba la plaza donde se desarrollaba la obra y el interlocutor que narraba el contexto, un imprevisto personaje hizo su aparición en la novela para cambiar todo curso de la historia y generar un final que terminó atrapando a todos los presentes.

“El personaje que interpreté estaba lesionado y con mucho dolor. Se había caído de un caballo y respiraba con dificultad”, comentó el joven a The Dodo.

Las mascotas son puro amor
La mascota actuó por intuición y decidió salir al rescate del muchacho, quien reconoció que debió consolar al perrito como forma de agradecimiento por tremenda acción, la cual fue registrada y luego publicada en Facebook, YouTube y demás redes sociales.

A pesar que la obra debía seguir su curso, Numan Ertuğrul decidió quitarse al adorable animal de manera cuidadosa para evitar lastimarlo y entender que su acción era parte de él, ya que está acostumbrado a presenciar todo tipo de escenarios.

El perrito callejero: personaje del año
Según las imágenes publicadas en Facebook, los espectadores no tuvieron mejor manera que destacar la gran obra que repartiendo sonoros aplausos y muchas caricias para la mascota, que demostró ser un ‘actorazo’.

En distintas historias, protagonizadas por perros y humanos, se demuestra que el amor de estos animales hacia las personas es innata.

 

 

Fuente:Wapa