Mereces el amor que siempre das a los demás, no aceptes menos.

El amor que siempre intentas dar a los demás, es lo mínimo que deberías aceptar de vuelta. 

Fuente: international web post

Aquello que les das a los demás y que por supuesto, te nace, no siempre es reciproco. Es decir, las personas probablemente no te devuelvan el mismo afecto que les das o por lo menos no con la misma intensidad. Sin embargo, nos han vendido la idea de que para atraer a alguien debemos hacer cosas buenas por el o ella, y es ahí donde caemos en este juego que implica halagos, regalos o simples favores, por creer que eso hará que te devuelvan el amor que has dado.

Fuente: lifeder

Pero no es así, a las personas no se les puede obligar a darte algo que no tienen. Por lo general, existen personas que no les cuesta nada dar todo y entregarse sin recibir nada a cambio, eso es bueno, te muestra como alguien transparente, pero todo esto no vale nada si la persona por la que lo haces no está dispuesta a hacer o dar lo mismo por ti. En ocasiones los sacrificios que uno hace dejan secuelas en nosotros si al final no son correspondidos.

Fuente: frases de la vida

Cuando un jardinero riega y cuida a sus plantas todos los días, estás se muestran agradecidas floreciendo y dándole un bonito jardín, sin embargo, en algunas ocasiones se nos olvida que el jardinero también necesita cuidados y amor, y no estoy hablando de alguien que le de esto, el no puede exigir eso, sin embargo puede exigírselo a el mismo, se lo merece.

Fuente: dorottyas

Algunas veces estamos tan ocupados tratando de impresionar a los demás o de cuidarlos, que nos olvidamos que también nosotros necesitamos de esos cuidados, y si alguien a quien tu has dado todo no está dispuesto a dar en la misma cantidad que tu, estás en el lugar equivocado y ya deberías haberte movido de ese lugar.

Cuando tienes tanto amor para dar, la única persona que va a devolvértelo en la misma magnitud eres tu. No aceptes un amor que no te llene, es muy probable que si no lo hace ahora no lo haga nunca. No te rindas a relaciones que no te ofrezcan felicidad simplemente porque no crees poder aspirar a algo mejor, ya sea porque así te ha situado siempre la vida o porque estás acostumbrado a aceptar lo que venga.

Fuente: pinterest

Nunca te conformes con “lo que hay”, porque siempre “hay” algo mejor. Y si alguien no puede dártelo, puedes dártelo a ti; al fin que sabes muy bien como hacerlo.

Pensar que mereces lo mismo que das no es egoísmo, se llama integridad, es un acto de dignidad personal. La vida no siempre devuelve todo lo que es lanzado al aire, como un boomerang, a menudo ese boomerang puede quedarse a medias, o simplemente quedarse.

Fuente: pinterest

Así que deja de esperar de vuelta algo que probablemente se ha quedado estancado, y comienza a darte a ti ese amor que has dado a todos. Libérate para que puedas volver a encontrarte donde te perdiste.

Síguenos en instagram: http://instagram.com/elementos_pe