Los obeliscos más impresionantes y transcendentales de la historia

Los obeliscos son monumentos imponentes y conmemorativos que asombran a cualquiera con su gran tamaño y, muchos de ellos, con su historia.

Estas enormes piezas fueron construidas por primera vez en Egipto, después trasladadas a diversos lugares alrededor del mundo por diversos motivos como, regalos entre autoridades, hechos importantes en la época de un país, connotaciones religiosas.

Por eso te mostramos diez obeliscos más icónicos, y su historia te puede sorprender.

Las agujas de Cleopatra. Son dos obeliscos iguales de 21 metros de largo, que hoy en día se encuentran en Nueva York y Londres.  En el siglo XV a.C., el faraón Tutmosis III mandó a esculpir en granito rojo las piezas. Luego se trasladaron hasta Alejandría, pero como regalo de las autoridades egipcias a dichos países, se los dio.

Fuente: el embrujo de gaia

 

El obelisco de Aksum. Se cuenta que se erigió en el siglo 4 d.C. para marcar cámaras funerarias en Etiopía. Con sus 25 metros de altura fue llevado como trofeo de guerra a Italia en 1937 y no fue hasta el 2008 cuando el monumento pudo retornar a su país.

Fuente: patrimoniosdelahumanidad

 

El obelisco a Washington. Este monumento se construyó en la zona oeste del National Mall en Washington D.C, en honor al primer presidente de Estados Unidos, George Washington y fue inaugurado en 1888.  La pieza de 170 metros de altura, está hecha con mármol, granito y piedra arenisca.

 

Fuente: serturista

 

Obelisco de Buenos Aires. Cuenta con una altura total de 71 metros, se localiza en la Plaza de la República, intersección de las avenidas Corrientes y 9 de julio. Además que es uno de los más famosos del mundo. Fue construido en 1936 para conmemorar el aniversario 400 de la fundación de la ciudad.

 

Fuente: El Nuevo Diario

 

El obelisco de Constantino. Tiene 32 metros de alto, aunque su estaba es de los mejores. Está ubicado en la plaza Sultán Ahmet de Estambul, lo que antiguamente fue el Hipódromo de Constantinopla. Además se encuentra cerca del obelisco Teodosio.

Fuente: elcomercio

 

El obelisco de Letrán. Se ubica en la plaza frente a la Archibasílica de San Juan de Letrán en Roma, aunque en un comienzo,  perteneció al templo de Amón en Egipto. Y es el más antiguo desde el siglo IV con 32.8 metros de altura.

 

Fuente: padreeduardosanzdemiguel

El obelisco Flaminio. También llegó desde Egipto, Fue traido desde Heliópolis hasta Roma y fue colocado en el Circo Máximo. Cuenta con 23 metros de largo. En el año 10 a.C. se le pierde la pista hasta que en 1587 es re-descubierto y partido en tres partes. Más tarde, es reconstruido y colocado en el centro de la Plaza del Pueblo frente a la iglesia de Santa María del Pueblo, en Roma.

 

Fuente: flickr

El obelisco Vaticano. Este monumento antes de estar en la Plaza de San Pedro en 1586, tuvo su origen en Egipto, se encontraba en el Circo de Nerón. Mide 25 metros de alto.

 

Fuente: elnuevodia

El obelisco de Luxor. Te habrás dado cuentas la mayoría de obeliscos en países europeos son egipcios. Pues este no es la excepción, fue tomado del templo de Luxor y llevado a la Plaza de la Concordia en París, donde está desde 1836.  Con sus 23 metros de alto, todas sus caras están adornadas con jeroglíficos.  Pero  su similar aún permanece en Egipto.

 

Fuente: egiptologia

 

El obelisco Millenium. Está ubicado en La Coruña de Galicia, al noreste de España. Tiene una altura de 46 metros y en los 13 primeros metros, se puede apreciar  la historia de La Coruña tallada en cristales. Además fue construido para conmemorar el inicio del siglo XXI y los noches se enciende para iluminar el paseo marítimo.

Fuente: Pinterest

Síguenos en Instagram: ELEMENTOS