Las diferentes maneras de apoyar a los niños en vez de decirle “No llores”

El primer paso para empezar a desarrollar la inteligencia emocional  comienza desde la infancia. Comprender a un niño entre  la gran diferencia entre reprimir una emoción y enseñarle a gestionarla, para que de adulto sea una persona que pueda expresar sin miedo sus emociones.

 

Imagen: Pinterest

 

 

Durante mucho tiempo se creyó que decirle a un niño que no llore, estaba bien  y lo común fue escuchar: “ya no llores”, “los niños no lloran”, “se ve mal cuando un niño llora”, “¿qué va a decir la señora o la gente si te ve así?”, “te doy a dar verdaderas razones para llorar?”, “llorar es de niñas”, “si sigues llorando me voy a ir y te vas a quedar aquí solo”, “en la casa vas a ver, si, sigues llorando”, así hay otras frases que no tienen cuando acabo.

 

Imagen: Pinterest

 

 

Hoy felizmente sabemos que ese manejo es erróneo y solo son prejuicios, pues no se trata de transmitirle que llorares malo, sino de darle el acompañamiento emocional que necesita y dejar que llore lo que tenga que llorar hasta que se sienta bien. Por eso aquí te doy alternativas para decirle a los niños e n lugar de “no llores”:

 

Imagen: Pinterest

 

 

“Está bien estar triste”

“Aquí estoy contigo”

“Te escucho”

“Te ayudaré a resolverlo”

“Entiendo que necesitas tu espacio, estaré esperándote cuando te sientas listo”

 

Imagen: Pinterest

 

 

“Esto es duro para ti”

“Cuéntame acerca de eso”

“Eso fue muy triste, muy lamentable, etc.”

“Te acompañaré en tu dolor”

“Puedes contar conmigo”

“Cuenta conmigo estoy aquí para ti.”