Esta instalación de espejos giratorios refleja diferentes vistas del Palacio Ducal de Venecia

En un esfuerzo por transformar nuestra visión de la arquitectura, el diseñador francés Arnaud Lapierre ha creado una instalación de arte en movimiento en el corazón de Venecia. Utilizando dieciséis espejos redondos que giran lentamente en sincronía, Lapierre busca llamar la atención de los transeuntes para poder apreciar desde otro ángulo algunos de los edificios más famosos de Venecia.

La instalación contemporánea de Lapierre, AZIMUT, se instaló originalmente en la Riva degli Schiavoni, justo en frente del Palacio Ducal, a fines de febrero. Aunque ahora se ha quitado debido a la crisis mundial actual, la documentación del evento de Lapierre es una representación poderosa de la obra de arte. A través de fotografías y videos, vemos cómo AZIMUT impacta profundamente nuestra percepción del medio ambiente.

A medida que cada espejo captura un aspecto diferente del paisaje urbano, estas enormes piezas de arquitectura se dividen en segmentos digeribles. De alguna manera, esto los hace más fáciles de asimilar, ya que diferentes detalles se enmarcan dentro de los espejos individuales y, por lo tanto, nuestro enfoque y atención.

El ritmo lento y relajante de la rotaciónatrae, casi nos pide que nos sentemos y dejemos que los espejos nos muestren el paisaje urbano. Al permitirles hacerlo, nos da el placer de obtener una nueva perspectiva sobre el medio ambiente.

 

Fuente:Intriper