Enseñanzas sobre el dinero que nos dejó ‘El juego del calamar’

‘El juego del calamar’ o ‘Squid Game’, es una serie coreana que sin duda ha marcado los últimos tiempos no sólo por su crudeza, sino también por las enseñanzas sobre el dinero que nos dejó.

Por ejemplo, aprender que las deudas son muy negativas.

En ese sentido, aunque quizá tus hijos no puedan ver la serie, sí puedes enseñarles a administrar su dinero desde pequeños para que no pasen por malos ratos financieros cuando sean adultos, justo como lo hicieron los jugadores.

Si te quieres poner las pilas, te comparto qué aprendizajes sobre el dinero nos dejó ‘El juego del calamar’, según Sofía Ramírez de Tend, la primera plataforma de finanzas por suscripción en México.

 

7 enseñanzas sobre el dinero que nos dejó ‘El juego del calamar’

1. No gastes en cosas innecesarias

Es frecuente que gastemos en cosas que no necesitamos, como por ejemplo en los pedidos de comida rápida o los famosos gastos hormiga. En estos casos, es importante que analices su importancia, es decir, sí es indispensable o si al realizarlo podría afectarte en cubrir algunas otras necesidades básicas. Comenzar a ser más selectivo con tus gastos te ayudará mucho a tener un mejor control de tus finanzas.

 

2. Organiza tus finanzas

Parece obvio, pero la realidad es que mucha gente no administra sus finanzas. Puedes apoyarte en varios modelos financieros que te permitirán organizarte como el de utilizar la regla 50-30-20 que consiste en destinar como prioridad un 20% a una inversión o ahorro; un 50% a las necesidades básicas que tienes que considerar mes con mes y un 30% para que puedas darte tus gustos.

3. Aprende el hábito de prevenir

Una de las cosas más importantes que podemos ver en ‘El Juego del Calamar’ es la importancia de tener un fondo de emergencia, pues tal como sucede con varios personajes de la serie, ante enfermedades o casos especiales, no pueden financiar un servicio, lo que nos puede llevar a enfrentarnos a una situación de desesperación que incluso puede afectar nuestra salud.

Para poder lograr esto, el hábito de prevenir y ahorrar es fundamental.

4. Elimina tus deudas

Varios de los personajes de ‘El Juego del Calamar’ reciben llamados constantes para saldar sus deudas, si las tuyas ya comenzaron a acumular intereses, esto no es algo que puedas solucionar de la noche a la mañana. Sin embargo, con planeación, disciplina y orden puedes comenzar a recuperar la tranquilidad. Para eso, puedes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

 

5. Analiza cuánto debes pagar

El personaje principal de la serie pide préstamos y préstamos sin medir las consencuencias y sin antes analizar si podrá pagarlos, ya que le gustan las apuestas y los juegos.

Al respecto, Sofía Ramírez recomienda definir cuánto dinero real tienes para saldar tus deudas, pues muchas veces los meses sin intereses pueden ser engañosos y lo primero que necesitas hacer es calcular cuánto puedes pagar cómodamente al mes sin afectar tus necesidades básicas.

 

6. Buscar un ingreso extra

Como lo vimos durante los 9 capítulos de la serie, huir no es la solución. Ocupa tu tiempo en un trabajo extra o en un emprendimiento pequeño que te genere ganancias para avanzar en tus préstamos. En ese sentido, puedes acceder a Tend Shares, un programa de ingresos compartidos que puede convertirse en un ingreso extra o también puedes empezar a hacer ese ‘freelance’ para ganar un dinerito extra que aliviane tus gastos.

 

7. Trabaja por tu bienestar financiero y emocional

Una parte esencial es mantener una mente fría y estado emocional centrado para poder lograr identificar cuáles son tus metas generales y establecer un plan para alcanzarlas.

También es muy importante no meterse en deudas para saldar otras, ¡es lo peor!

Considera que la solución no está en saldar tus deudas a través de prestamistas o líneas de crédito que tarde o temprano tendrás que pagar, o, como se ve en la serie, buscando un ‘golpe de suerte’, jugando a la lotería.

Ya lo sabes, si no quieres convertirte en el participante 477 de ‘El Juego del Calamar’ o peor aún, que tus hijos se endeuden en el futuro, sigue estos tips.

 

Fuente:melodijolola