El diario de Albert Einstein deja al descubierto su lado racista, xenófobo y machista

Estas publicaciones dejan al descubierto un lado irreconocible del científico, ha dejado en shock a todas aquellas personas que lo consideraban el ícono de la ciencia y la humanidad.

Imagen: Pinterest

Los escritos revelan comentarios totalmente discriminantes para las personas, se mofaba de las costumbres de muchas culturas y de la apariencia de otros, de comparar las razas poniendo a los “blancos” como seres superiores al resto y con exclusividad de pensamientos.

Paseo de Eduardo Dato en Madrid, Madrid
Imagen: Pinterest

Los diarios que han salido a la luz, pertenecen a sus viajes realizados entre los años 1922 y 1923 cuando viajó a países asiáticos. El propio Albert Einstein llegó a describir el racismo como “una enfermedad de la gente blanca”. Pero en sus diarios, Albert enjuicia a los chinos como personas “trabajadoras”, “sucias” y “obtusas”, sin ser un error de cualidades mal escogidas, sino con una aseveración sobre lo que él había visto al viajar a Asia: “no se sientan en bancos mientras comen, sino en cuclillas, como los europeos cuando hacen sus necesidades en los frondosos bosques”, “incluso a los niños se les ve obtusos y sin espíritu”. “Sería una pena que estos chinos suplantasen a todas las demás razas. Para gente como nosotros, la mera idea es indescriptiblemente entristecedora”.

Einsten
Imagen: Pinterest

Ze’ev Rosenkranz, quien ha sido el encargado de traducir los diarios del científico, también afirma que los comentarios se tratan de una clara especie de xenofobia de su parte, con comentarios despreciativos para las mujeres de aquel país, sobre todo pare conquistar a los hombres y reproducirse, con el enorme parecido que tienen entre ellos, haciéndolas menos atractivas.

There are only two ways to live your life. One is as though nothing is a miracle. The other is as though everything is a miracle. http://www.nlpsecret.com/?ref=123nika3211
Imagen: Pinterest

Además de todo, también salieron a la luz escritos bastante egoístas y machistas hacia su esposa, en la que él le asignaba tareas y “normas” donde le hace saber que su ropa y su estudio deben mantenerse en perfecto orden siempre y que lo que hay en su escritorio nadie puede tocarlo; además de que no debe esperar ninguna muestra de afecto de su parte y mucho menos hacer algún tipo de reproche sobre ello.

Albert Einstein
Imagen: Pinterest

Albert no sólo se mofaba de las costumbres que había en china, sino que afirmaba que los japoneses y los indios padecían de una gran inferioridad intelectual de carácter biológico, lo que percibía a cualquier raza extranjera como un peligro o amenaza, argumentándose por estos términos biológicos.

Sin duda alguna, estos hechos ponen en tela de juicio la imagen pública de Einstein sobre ser el ícono de inteligencia, sabiduría y humanidad que siempre hemos creído.

The world of old photography
Imagen: Pinterest
Publicado en: News