Deja la amargura a un lado con estos consejos.

No exijas nada a nadie. Cuando empiezas a querer más de las demás personas y por mala suerte no consigues lo que quieres solo te frustras y te saturas de malas vibras transformándose este en una amargura sin sabor. Relájate, la perfección no existe. 

 

Imagen: Weheartit

 

Quiérete. Sí tú mismo y es que debes empezar por ti, solo así reflejaras en tu entorno de manera real que no tienes ninguna angustia dentro que te haga reflejar cómo una persona amarga.

 

Imagen: Weheartit

 

Utiliza el amor y el humor con los demás.  No es que debas convertirte en un payaso de circo pero si en una influencia de buenas energías, contagiar tu buen ánimo y disposición con el resto de mortales, aunque parezca una ardua labor si se pueden, sin esperar ser como dicen por ahí “monedita de oro”.

 

Imagen: Weheartit

 

No te quejes y es quizás este el punto más importante, cuando conviertes tu vida en un huracán de quejas y malestares solo atraes más, inclusive los que ni siquiera suceden a tu alrededor. Cuando conviertes tu vida en un total decálogo de quejas solo te conviertes es una persona amargada sin razón.

 

Imagen: Weheartit

 

Quiere a los demás sin esperar nada a cambio. Una gota de cariño y amor en tierra fortalece la cosecha que recogerás algún día. Y así debes hacer con todas las personas a tu alrededor, sin importar cuales sean los resultados estas en este mundo para ser una persona feliz y regalar lo mismo sea de la forma que sea.

 

Imagen: Weheartit

 

Cuida tus pensamientos así las cosas te afectaran poco. Muchas personas se convierten en ogros afirmando que es culpa de terceros en su vida. Creo que lo más importante es cuidar lo que pase por nuestra cabeza para no armar suposiciones inexistentes.

 

Imagen: Weheartit