De una noche loca nació el amor

Tan sólo era una noche loca con amigas, salir a bailar y tomar unos tragos, dejar el estrés en lado y compartir. No necesitábamos a nadie más para la diversión, él fue un extra que apareció.

Fuente: es.dreamstime.com

Nada se planeó, no salimos a buscar chicos, pero lo vi bailar y de inmediato me llamo la atención, se veía tan seguro y experto en lo que hacía, atacaba diversos géneros, me di cuenta porque lo observe por un rato largo.

Fuente: fiendishfancies.tumblr.com

En unos de sus descansos nos envió un trago a la mesa, subí mi copa y le lance una miradita, como dándole las gracias. Rechazo a varias chicas que querían bailar y vino a mí, se presentó, me extendió su mano, tomo la mía y me llevo a la pista.

Fuente: buzzvizz.com

La noche se puso más divertida de lo que estaba, con sus manos dirigía perfectamente mis movientes, esas señales de dominio sutil me fascinaron.

Pasada la noche, y con las luces tenues se acercó demasiado a mi rostro, pícaramente lo mire y le pregunte: “¿qué andas buscando?”, me dijo: “no pasara nada que tu no quieras”.

Fuente: es.123rf.com

En resumen, le eche toda la culpa al alcohol.

Nos despedimos diciendo que hablaríamos luego, sin ningún compromiso, su recuerdo duraría menos que la resaca.

Fuente: threeriversdeep.com

Pero desde esa salida “casual”, no lo he podido olvidar, si me llamo y quiso conocerme. Con sus atenciones y halagos me conquisto, es detallista, con buen sentido del humor y excelente escuchando mis cosas.

Fuente: happyrelationshipguide.com

Me gusta mucho, desde esa noche loca termine queriendo todo con él, estamos juntos ya hace tiempo, y se convirtió en más que mi compañero de baile, es el amor de mi vida.

Fuente: instagram.com

Que suerte salir esa noche y haberlo encontrado.

Síguenos en Instagram: ELEMENTOS