¿Cómo darte cuenta si estás enamorada de la idea o de la persona en sí?

Fuente: vix

Estar en una relación no solo implica tener alguien con quien acurrucarte cuando hace frío o alguien que siempre te acompañe a todos los lugares que quieres ir. Antes que nada debes amar a tu pareja por lo que es, con sus defectos y virtudes, solo por la compañía que te brinda.

A veces solo queremos alguien para sentirnos amadas, la idea de compartir experiencias, pensamientos, ideas y risas, aunque no se ajuste a adecuadamente a nosotras. La mente es tan compleja, que puede llevarnos lejos de la realidad, provocando que veamos a esa persona como una idea del amor y no como algo que de verdad nos hace sentirlo.

Si te sientes identificada, deberías leer las señales que dejan al descubierto que estás más enamorada de la idea que de la persona.

Disfrutas vivir fantaseando tu relación más que estar con él o ella

Se te hace fácil vivir idealizando a personalidad de tu pareja y nada te hace más feliz que tener una relación con el protagonista de tus expectativas. Excepto que estas saliendo con una persona real, de carne y hueso, que tienes, manías, defectos y virtudes. Lo cual, si eres completamente honesta, su forma de ser te decepciona la mayor parte del tiempo.

Fuente: hola

 

Te frustras frecuentemente con las actitudes que los diferencian ambos

Sientes que las reacciones y respuestas de tu pareja en una conversación o ciertas situaciones, a menudo te frustran o decepcionan. Porque en tu mente, estás saliendo con una persona de ideas afines. Cada vez te das cuenta de que no comporte las mismas ideas que tú y eso te molesta.

Fuente: emedemujer

 

Omites actitudes que tu pareja porque no van con la  persona que te tienes en mente.

Siendo sincera contigo misma, te das cuenta que vives ignorando ciertas cosas que dice o hace tu pareja. Prefieres engañarte que vives aun enamorada de él o ella y valoras más la idea de tu pareja en lugar de la persona real que tienes al lado.

 

Fuente: vix

Solo ves los defectos en tu pareja

Cuando comienzas a darle más importancia a los defectos de tu pareja, como su terquedad, su enojo, que es desordenado, entre otros. Es ahí cuando deberías replantearte tu relación, e incluso minimizas las virtudes de esa persona. Para destacar sus errores, que ni siquiera tienen que ver contigo, pero que a ti te son intolerables.

Sientes que no logras satisfacer tus sentimientos, expectativas.

Aunque te la pases bien con tu pareja sientes que no te ‘llena’, es de decir, en el fondo sabes que tu pareja no logra satisfacer tus sentimientos y tus expectativas en tu vida. Pensar en tu bienestar personal y la esperanza de arreglar la relación, solo hará que la relación esté condenada.

Fuente: enfemenino

Síguenos en Instagram: ELEMENTOS