BESARSE EN PÚBLICO ¿ESTÁ MAL?

La incomodidad que producen algunas demostraciones de afecto.

Cuando andamos de pareja con alguien es inevitable no sentir las ganas de querer besarlo, y está hecho se intensifica aún más, cuando una relación recién empieza. El deseo de tener las manos sobre tu pareja todo el tiempo es normal, pero es conocido que estas demostraciones de afecto públicas, suelen causar ciertas incomodidades a diversas personas. Entonces ¿Qué está permitido demorar? ¿Un beso, una caricia?

Pues para la mayoría de personas no de incomodidad ver a una pareja tomarse de la mano, acariciarse, abrazarse o darse besos. Pero cuando estas formas de expresar amor se vuelven “apasionadas” vaya que son motivo de miradas y comentarios por parte del entorno que le rodea en ese preciso momento.

Y aunque a la mayoría de personas les incomode presenciar un “toqueteo” o beso apasionado a más no poder, no se atreven a interrumpirlo. Sin embargo, existen personas que sí suelen protestar ante este hecho, manifestando que no es el momento adecuado y que para eso existe la intimidad.

Existen personas mucho más cerradas de mente, que al simple beso o caricia, tachan de indecentes a muchas parejas.

Entonces, ¿qué se puede hacer? No podemos negar que todos en algún momento de nuestra vida hemos pasado por esta situación cuando el amor nos envuelve (sobre todo la pasión).

Lo más razonable es pensar en que así como todos gozan de la libertad de expresar su amor a su pareja en cualquier avenida o calle, también debemos ser conscientes de lo que puede incomodar a alguien más. No se trata de esconder las muestras de afecto, si no de respetar el espacio de alguien a quien le pueda incomodar. Aunque también, todos podemos apartar la vista sin más.

Y tú, ¿estás a favor o en contra de los apasionados besos?