Viajero inteligente, viajero precavido.

Cómo utilizar la aguja y el hilo. Nunca sabes cuándo vas a necesitar reparar tu ropa, cocer un botón o arreglar la basta de tu pantalón. No tienes que ser un experto, pero al menos deberías conocer lo básico para poder solucionar tu problema sin desesperarte.

Dónde se encuentra la embajada más cercana. No importa donde estés o lo seguro que sea el destino que visites, siempre es importante que sepas dónde está la embajada de tu país. Para cualquier tipo de papeleo de emergencia que necesites o si eventualmente ocurre algo que te obligue a volver a tu hogar.

Imagen: weheartit

La importancia de conservar dinero de emergencia. Uno nunca sabe cuando va ocurrir una eventualidad que te obligue a gastar de más. Tienes que estar siempre preparado para cualquier cosa que pueda ocurrir y no solo contar con tu tarjeta de crédito, porque a veces vas a necesitar dinero en cash.

Conocer palabras básicas. “No”, “Muchas Gracias”, “Por favor”, “¿Dónde queda?”, “Sí” y otras palabras básicas para poder comunicarte. Si estás, por ejemplo, en Alemania, China, Japón, Fracia, Turquía, India u otro país donde la lengua madre no sea ni inglés o español, debes al menos conocer algunas cosas básicas para poder “sobrevivir”.

Cómo viajar ligero. Contrario a lo que pienses, por más días que pases fuera, no necesitas llevar muchas maletas. Trata siempre de llevar lo necesario. Realmente no necesitas más que un par de jeans, unos cuantos polos básicos y un buen par de zapatillas. Claro que depende del clima del lugar a donde vayas, pero nunca lleves más de lo que puedes cargar solo.

Imagen: weheartit