Tipos de compañeros tóxicos en el trabajo que nos hacen la vida una pesadilla

El criticón: Son personas que siempre critican todo lo que haces, aunque no aporten nada en el trabajo o en el equipo. Podrás crear un gran proyector, ocurrirte una gran idea u ofrecer una solución óptima pero constantemente te criticará.

El chismoso: Son personas que hablan o cuentan a otras personas acerca de lo secretos, asuntos, problemas o cosas de individuos, sin pedir permiso. También se entrometen en temas que no son de su incumbencia y se dan la tarea de difundir rumores.

 

Imagen: Pinterest

 

 

El manipulador: Siempre trata de buscar una oportunidad de influenciar indirectamente en el comportamiento de alguien;  en ocasiones también son personas que mienten y se hacen las víctimas.

El adulador: Son personas que adulan a todos los demás y más si se trata de sus superiores o jefes, para quedar bien con ellos, hay ocasiones en que son capaces de hablar mal de sus compañeros o traicionar a su equipo de trabajo para quedar bien.

 

Imagen: Pinterest

 

 

El quejica: Se quejan hasta de lo más mínimo, nunca están de acuerdo con nada, pero ¿cuál es la diferencia entre el quejica y el criticón? Es que este individuo le disgusta todo, pero no señala ni murmura.

El negativo: Este tipo de compañero se vuelve el drenador de energías, sientes que si estas al lado de esta persona te quita tu fuerza y tus ganas.

 

Imagen: Pinterest

 

 

El copión: Nunca faltan los compañeros que se copian de los trabajos o toman ideas de los demás compañeros, pero lo peor de todo es que no les da el crédito, sino que lo toman como suyo.

El flojo: No hace nada, no solamente se queja, tampoco aporta, hay personas que se quejan mucho pero al final hacen lo que se le pide, en cambio, el poltrón, no.

 

Imagen: Pinterest