Razones tontas por las que no cortas con él.

Soledad. La gente se queda en relaciones que los hacen infelices porque tienen miedo de “estar solos” y no se dan cuenta que esta situación es solo un estado mental. Permanecer junto a alguien por temor a vivir en la soledad es la peor decisión que se puede tomar.

Esperanza. Si no está roto, no lo arregles. Si está roto pero no tiene reparación, deja de perder tu dinero y acepta que debes tirarlo a la basura.

Imagen: weheartit

Culpa. Si estamos con una persona simplemente porque sentimos pena o miedo de lastimarla, de cualquier manera la dañaremos, porque se dará cuenta de nuestra tensión y distanciamiento. Permanecer juntos será un constante recordatorio de nuestra ausencia

Tiempo. No importa si estuviste 10 años, 5 o 11 meses, cuando dejas de sentir amor y de estar comprometido con la relación es hora de alejarte. Si no puedes arreglar los problemas, si lo que los separa es demasiado grande para poder arreglarlo, deberías poder poner un punto final. Decir que hemos invertido mucho tiempo en una relación no es un argumento válido. Siempre puedes empezar de nuevo.

Imagen: Pinterest

Remordimiento. La culpa no sirve para nada, no importa que tan mal creas que puedas hacer sentir a alguien, si debes tomar una decisión, nada debería pararte. El verdadero remordimiento es lo que ocurre cuando estamos a la mitad de la vida y nos damos cuenta de que pasamos todo el tiempo con la persona equivocada.

Miedo. Parecido al primero, el temor no nos lleva nunca a ningún lado. Quedarse con alguien solo porque tememos “no encontrar a nadie igual”, “a nadie que nos quiera de nuevo” o por el simple hecho de no dar el primer paso, es un error. No nacimos acompañados, así que podemos sobrevivir sin una persona que esté junto a nosotros todo el tiempo.

Imagen: Pinterest