Y pensar que creí que no iba a enamorarme otra vez.

Y pensar que la mayoría, luego de terminar con el “amor de nuestras vidas”, no pensamos en volver a enamorarnos otra vez. Esto por diferentes razones una más mala que la anterior. Pero al final todo pasa y todo cambia y lo que creímos en algún momento hoy ya no estamos tan seguros.

Acá recopilamos cosas que nos pasan cuando nos volvamos a enamorar por segunda vez.

Te sientes afortunada. Al principio te preocupaba que nunca sucediera otra vez, pero: ¡sorpresa! Sí sucedió. Y te sientes afortunada por haber encontrado a alguien que te haga sentir esa sensación de nuevo.

Ya no expresas tanto amor en redes sociales. Eso era para probarle al mundo lo emocionada y enamorada que estabas, y que alguien te amaba también. Ahora ya lo sabes. No se trata de demostrarlo al mundo. Es sólo para ti, y por supuesto, para él.

Imagen: Pinterest

Tus ojos están abiertos. Ya no eres esa inocente niña que entregó su corazón y sufrió el dolor de sentirlo roto al perder el amor. Ahora sabes que tienes que encontrar a una persona con la que valga la pena correr de nuevo ese riesgo.

Comprendes por qué suceden las cosas malas. Si tu primer amor no hubiera fracasado, no te habrías dado cuenta de lo agradecida que estabas por este nuevo amor que en verdad funciona. Estas preparada para amar a alguien de una mejor manera. Tienes más experiencia y ahora estás viviendo una mejor etapa.

Sabes que el amor no es perfecto. Y las personas tampoco. Comprendes que él no siempre está en su mejor momento, y que a veces puede parecerte odioso, pero aún así lo amas, porque al final, de eso se trata el amor.

Intentas ser amable durante las peleas. No importa tanto “ganar” las peleas, sino resolver el problema y hacer que las cosas funcionen mejor entre los dos.

Tomas las cosas con calma. Te das la oportunidad de enamorarte poco a poco. No tienes prisa, y no quieres enamorarte de cualquier persona. Quieres asegurarte que esta vez ocurra con alguien que vale la pena.

Te das el tiempo de conocerlo bien. Tu primer amor pudo basarse en cosas tan comunes como: “¡Wow, amamos Netflix, y comer pizza, somos el uno para el otro!” Ahora sabes que tienes que estar con un hombre que le agregue valor a tu vida. Aguien que sea maduro e interesante y que tenga muchas cosas más que ofrecerte que solo diversión.

Imagen: weheartit.com