No todo el mundo es malo. Personajes terribles que hicieron cosas buenas.

Saddam Hussein mejoró la educación en Irak

El famoso Sadam Hussein, que masacró a cientos de miles de personas, invadió territorios y realizó una serie de atrocidades en Irak y zonas cercanas, también hizo cosas buenas durante sus 24 años a cargo de su país. El legado positivo de Sadam Hussein está compuesto por el fuerte énfasis que puso a la educación, creando escuelas y universidades completamente gratuitas. En Irak las tasas de alfabetización subieron de un 52 % a un 80 % en solo una década.

Imagen: Pinterest

Muamar el Gadafi y su rol en la igualdad de género

El excéntrico Muamar el Gadafi llamaba la atención por muchas cosas, y la historia lo recuerda como un violador de los derechos humanos, torturador y por su apoyo a los terroristas tanto en Libia como en el extranjero. Gadafi gobernó Libia por 42 años, durante los cuales también se preocupó de la igualdad de género, entregando educación de calidad tanto a hombres como mujeres. Además, mejoró la estructura de salud mejorándola y haciéndola gratuita para todos los ciudadanos.

Imagen: Pinterest

Hitler defendía los derechos de los animales

Llevaron a cabo uno de los genocidios más grandes de la historia, esclavizaron personas y bombardearon ciudades, entre otras cosas, pero los nazis sí tenían un pequeño lado amable. No respetaban a las personas, pero sí a los animales. Hitler era vegetariano y durante su gobierno se establecieron políticas para minimizar el sufrimiento en los mataderos, además de prohibir la disección de animales vivos.

Imagen: Pinterest

Stalin dobló la esperanza de vida de los rusos

Por 30 años Joseph Stalin gobernó la Unión Soviética con mano de hierro y no dudaba en aplicar duros castigos a sus enemigos. Se calcula que bajo su mando murieron 20 millones de personas. Stalin era un gobernante duro, pero con políticas efectivas. En sus tres décadas al mando de la Unión Soviética implementó políticas de salud y educación, que permitieron bajar las tasas de enfermedades y la expectativa de vida en su país subió desde los 32 a los 68 años, siempre y cuando no se metieran con él.

Imagen: Pinterest

Pol Pot ayudó a los granjeros

Un dictador sanguinario que entre 1976 y 1998 masacró a la mitad de la población de Camboya. Quienes se salvaron del genocidio y eran granjeros no lo ven con ojos negativos, ya que le deben mucho. Pol Pot devolvió tierras a los granjeros pobres quitándolas a los terratenientes y asegurándose que todos tuvieran un terreno, además de entregar oportunidades para sacar adelante sus cultivos.

Imagen: Pinterest