No juegues con fuego… Porque te puedes enamorar

Acababa de salir de una relación bastante larga que se había convertido en demasiado tormentosa. Continuamente peleábamos por todo y nada de lo que hacíamos juntos me llenaba en ningún sentido, por lo que fui honesta con mis sentimientos y decidí dejarlo ir.

Imagen: Pinterest

A pesar de que fui yo quien tomé la decisión de terminar con lo que habíamos tenido me sentí triste y dolida, pero en el fondo sabía que era lo mejor que podía hacer.

Como no quería continuar demasiado tiempo aferrada a su recuerdo comencé a salir con otros chicos para conocer a nuevas personas, nuevas emociones, algo que me hiciera olvidar por completo ‘el eterno amor que sentía por él’.

A l y a n n a
Imagen: Pinterest

Y un día, cuando menos pensé encontré a un chico con el que me sentí viva de nuevo. Pero claro que seguía con el miedo de querer una nueva relación, así que pensé en que tal vez podíamos tener ‘algo’ con lo cual pasar el tiempo, divertirme un poco y olvidarme de todo.

Así que decidí coquetearle un poco para ver qué pasaba. Una noche, después de una ronda de tragos y mientras me llevaba a mi casa nos besamos. Fue algo totalmente distinto, en ese momento algo dentro de mí se movió, mi estómago hizo cosquillitas y mi libido se hizo presente. Pero claro que hice caso omiso a lo que sentí y pensé que podíamos seguir como si nada hubiera pasado.

I love you, Babe
Imagen: Pinterest

No voy a negar que sobrepasamos los límites y terminamos en la cama de mi habitación, con una noche fabulosa debajo de las sábanas, claramente era el amante perfecto, pero me recordé a mí misma que tan sólo se trataba de encuentros casuales y de momentos con los que podía dejar mi terrible vida amorosa.

Zulamith Gómez, Author at Cultura Colectiva
Imagen: Pinterest

Pero él supo llenarme. Me despertaba con mensajes de buenos días, me llevaba a comer todos esos platillos que me endulzaban el paladar, me hacía reír en todo momento, me conocía mucho más de lo que misma lo hacía. Poco a poco comencé a extrañarlo, a desear estar con él, cuando me pasaba algo importante lo primero que pensaba en hacer era en correr a buscarlo para contarle cómo me sentía. Se estaba convirtiendo en un peligro para mí, sobre todo porque me prometí que no me enamoraría de él.

her name is moon
Imagen: Pinterest

Yo sabía que no podía ser, porque él tampoco esperaba absolutamente nada de mí, siempre fuimos claros en que esto que teníamos se trataba de momentos y de pasión, pero nada más. Y entonces me di cuenta de que me estaba enamorando de él.

Cuando tuve el valor de aceptarme lo que estaba sintiendo entendí que era lo peor que me podía estar pasando, me había enamorado de alguien que sólo buscaba placer y pasar el tiempo. Comencé jugando con fuego y terminé quemándome en mi mismo infierno.

A l y a n n a
Imagen: Pinterest

¿Cómo podía decirle lo que sentía? ¿Cómo decirle que había traicionado nuestro acuerdo de sólo jugar mientras encontrábamos a alguien más? ¿Cómo decirle que veía mi vida justo al lado de él, que él era precisamente ese chico especial que yo tanto anhelaba? Sí, me había equivocado esta vez.

Pero me armé de valor, era afrontar la realidad, desilusionarme de una vez por todas pero siendo honesta con ambos, conmigo misma y con él. Y esa noche, él supo que algo andaba mal. Cuando lo cité en mi apartamento supo que había algo más.

Estar contigo en la Noche❤️ mi Amor ❤️
Imagen: Pinterest

Cuando llegó, le pedí que nos sentáramos en la sala de mi casa; y con un nudo en el estómago se lo dije, le dije que no podía continuar con él porque me había enamorado y que sabía perfectamente que él no se quedaría a mi lado. Permaneció un momento en silencio; me aterró que no dijera nada, así que levanté la mirada para encontrarme con sus hermosos ojos. Y ahí estaba él, mirándome como sólo él sabía hacerlo.

De la nada, se sentó junto a mí, me abrazó y sin pronunciar palabra me besó. Y con eso tuve para entender que él también se había quemado en este infierno que comenzó jugando.

,#CM
Imagen: Pinterest