Sí, me rompiste el corazón… Pero junté los pedazos, los pegué de nuevo y continué con mi vida

Si pensabas que me había quedado totalmente destrozada sin ti, te equivocaste.

Imagen: Pinterest

No lo voy a negar, me hiciste mucho daño. Y al principio no quería volver a saber nada del amor, ni de los hombres, ni de nada que tuviera que ver con una relación de pareja. Porque sí, me hiciste daño después de que te fuiste. ¿Pero sabes qué? Me repuse de todo eso y continué con mi vida, y aunque me costó mucho trabajo me repuse de tu traición.

Messy Bun >>> http://sulia.com/my_thoughts/790695a3-b1b4-4efe-a507-5661f7063a6f/?source=tw&action=share&btn=small&form_factor=desktop
Imagen: Pinterest

Después de que te fuiste ese día, que me dejaste sin importar cuánto yo te pedí otra oportunidad para que continuáramos con esto que teníamos, te lloré por días. No salía de mi habitación a menos que fuera para ir al trabajo; apenas probaba bocado y ni siquiera me apetecía ducharme. Después de no sé cuántos días, al verme al espejo me di cuenta que no podía continuar de la misma forma. Así que me forcé para hacer cosas a las que me estaba negando por continuar con mi estado depresivo.

Más
Imagen: Pinterest

Me levanté de la cama, me duché, me puse mi mejor vestido y salí con mis amigas a un bar. Ni siquiera recordaba lo bien que se sentía poder salir con ellas y pasar un rato de chicas. Y sí, me divertí mucho más de lo que pensaba. Cuando regresé a mi apartamento mi visión de las cosas era un poco distinta. Al menos me sentía un poco más aliviada, menos tensa y mucho más esperanzada en que las cosas mejorarían.

Outfits con vestido negro
Imagen: Pinterest

Entendí que no ibas a regresar aunque guardara la esperanza para eso. También entendí que no podía quedarme toda la vida llorando por alguien a quien simplemente le valí; era hora de continuar con mi vida, de recuperarme, de recoger los pedazos de mi roto corazón y pegarlos para que poco a poco fueran sanando.

Negro, campo, libre, sombrero
Imagen: Pinterest

Ese día me cambió la vida para siempre. Me repuse de un duro golpe, de aquel que el chico que tantas veces me juró amarme me propició. Pero hoy me siento mejor que nunca, tranquila conmigo misma, he recuperado lo que tú dejaste ir: el amor. Así que gracias por haberme roto el corazón, hoy soy una chica más madura y feliz por eso.

J O Y & L A U G H T E R can make any day BRIGHTER
Imagen: Pinterest