Me arriesgué a decirte lo que sentía por última vez y todo cambió en un instante

Realmente sentía que ya todo estaba terminado entre nosotros; podía sentirte más distante que nunca, rindiéndote de una vez por todas en lo que sentías por mí y debo confesar que me aterré.

Imagen: Pinterest

Mi orgullo me había hecho sentirme muy valiente, creyendo que dejarte ir era lo mejor que podía hacer por mi propio bien; en mi mente se debatían un millón de pensamientos, diciéndome que todo volvería a la normalidad, que separarnos era lo mejor que nos podía pasar para recuperarnos y sanar las heridas de tantas peleas que habíamos contendido. Pero mi corazón, mi cuerpo, mi piel, me pedían que lo intentara una vez más, que dejara de lado mis miedos, mi orgullo, y que por una última vez te dijera lo que estaba sintiendo.

Imagen: Pinterest

Entonces lo pronuncié; un claro y decidido te amo que salió desde lo más profundo de mi ser. Ese sentimiento que a pesar de todo seguía habitando mi corazón. Tu mirada cambió en tan sólo un instante. Fue como si todo lo que en algún momento habías demostrado sentir por mí se hubiera reavivado en cuestión de segundos. Poco a poco nos fuimos acercando, temerosos de lo que podíamos hacer. Parecíamos dos chiquillos que caminan sigilosamente para no ser descubiertos.

PIN ↠ graciedean02
Imagen: Pinterest

Al quedar tan cerca el uno del otro podíamos sentir cómo nuestro cuerpo emanaba ese calor que siempre nos dimos. Nuestras miradas seguían teniendo esa complicidad que siempre nos delataba. El amor seguía estando presente, seguía viviendo en nuestro ser a pesar de todo, a pesar de nosotros mismos. Me atreví a hacer una caricia en esa barba que apenas comenzaba a crecer de nuevo pero tu mano detuvo la mía para entrelazar tus dedos con los míos.

Intimate in-home engagement session | Thrive Modern Photography Workshop | Kaylie Sirek Photography
Imagen: Pinterest

Entonces fundimos de nuevo nuestros deseos en un beso largo y dulce; apasionado y mágico como cada vez que unimos nuestros labios. Eso terminó por confirmarme que seguías siendo mío, que seguías amándome tanto como yo a ti.

No era un hecho que pudiéramos volver a empezar, pero al menos habíamos dado el primer paso para intentarlo de nueva cuenta. Quizás de eso se trata el amor, de recomenzar cada vez que sentimos que todo está perdido, para darle más intensidad y para comprobar que cuando se ama de verdad, un último intento puede llevarnos a reencontrarnos en el camino.

Imagen: Pinterest