¿CÓMO SER UN MATAPASIONES? CHECA LA SIGUIENTE LISTA

Por favor, varones, tomen atención a esto.

Fuente: Google Images

La historia es esta: Empezamos a salir con alguien y como todo al inicio, todo es genial. Ambos se gustan, hay química entre ustedes, lo que permite que las situaciones afectivas se desarrollen de manera natural. Pero que sucede cuando el chico con el que sales tiene ideas equivocadas de lo que es sensual, sexy o atractivo para una mujer. Pues las cosas se pueden tornar difíciles ya que hay gestos muy importantes a la hora de tener intimidad en pareja.

 

Para que una relación funciones, ambos lados deben poner de su parte y esto respecta a todos los campos que ser pareja abarca. Por lo tanto, al momento de intimar con tu pareja, los dos deben estar encendidos”, si no, nada resultará porque es obvio que solo uno no puede hacer todo el trabajo.

 

Entonces ¿Cuáles son los “mata pasiones” más comunes y lo que no lo son tanto? Averígualo a continuación:

 

  • Que el chico con el que estés a todo “motor”, te confiese que luego de hacerlo no puede evitar llorar. Sí, leíste llorar. ¿En serio?
  • Puede que tu chico tenga una sensibilidad oculta, y con sensibilidad me refiero a que descubras que en su cuarto tiene peluches (ositos), mejor dicho, esté repleto de peluches. Osea, está bien ser tierno pero no es para tanto.
  • Que el flaco con el que sales, te pida que tú le pongas el preservativo porque él no puede ponérselo porque le trae malos recuerdos ponérselo el mismo. ¿Osea? ¿Qué malos recuerdos podría traerte coger un c o n d ó n.? Traumado total. Aléjate. Luego va a querer que lo vistas.
  • Aunque depende mucho del humor con el que lo tome una mujer, un matapasiones fijo común es la ropa interior que lleva puesta tu amante. Hay calzoncillos y calzoncillos, uno de bob esponja no creo que sea lo mejor para encender la llama de la pasión. (Jajaja).
  • Y por supuesto, las medias puestas, ¿se supone que no deberían sentir frío?, si no, estar calientes! Sácale las medias ya!

 

Bueno, estos son solo algunos de la infinidad de matapasiones que todas pueden llegar a “sufrir” en su vida, con sus parejas. ¿te animas a contarnos alguno?