Lo que más me duele es nunca haberte besado

Desde la primera vez que te vi me sentí completa y absolutamente atraída por ti, me pareciste la persona más interesante que había conocido en mi vida, contigo es imposible aburrirse siempre tienes un tema diferente de conversación y si existe algo que no sepas no te da pena decirlo e investigar al respecto.

Imagen: Pinterest

Nunca me había sentido tan atraída mentalmente por alguien hasta que te conocí a ti, tu gran cantidad de conocimientos, tu sentido del humor tan lleno de sarcasmo, tu seriedad y la manera que tienes de mirar con toda esa intensidad que desnuda el alma.

Imagen: Pinterest

Esa habilidad que tienes de saber que siento y que sentía a cada momento, tu paciencia en mis malos momentos y todo el apoyo que me diste en los momentos en que más necesite el apoyo de alguien, fuiste tú el que estaba ahí para mí.

Imagen: Pinterest

Lenta pero certeramente me fui enamorando de ti y como no hacerlo si me dabas todo lo que yo necesitaba y hasta lo que no sabía que necesitaba, te volviste la persona más importante en mi vida.

Imagen: Pinterest

Todo hasta que notaste que estaba enamorada de ti y me dijiste que no podías amarme, que el amor no era para ti y que tú no querías una relación en tu vida, sabes aún recuerdo el sonido de mi corazón rompiéndose y el inmenso dolor que sentí y cómo fue que te respondí que no había problema que no tenías nada de qué preocuparte mientras moría por dentro.

Imagen: Pinterest

Me alejé de ti dejando muy en claro que “no me importaba”, fue una decisión muy difícil y dolorosa, pero en ese momento creí que era lo mejor para mí.

Imagen: Pinterest

Quien iba a saber que años después alguien me diría que cuando me aleje de ti, te viste muy afectado y duraste meses de mal humor, el hecho de que aun preguntes por mí, me hace pensar que tu también sentías algo por mí, pero que al final los dos fuimos un par de cobardes que le tuvieron miedo a la felicidad y prefirieron quedarse con su orgullo.