Lo malo de estar eternamente soltera

Cómo cuando las mismas personas te dan match una y otra vez…

FUENTE: GOOGLE IMAGES

Hay personas a las que les gusta ser eternamente solteras. Ya sea porque pueden salir con quienes quieran y no desean hacerse de relaciones y líos con nadie. Dejan las cosas claras desde un comienzo, expresan lo que quieren, por lo general, algo solo de un par de noches y ya.

 

¿Pero que pasa cuando llevas mucho tiempo soltera/o y ya te dan ganas de conocer a alguien que sea más que una efímera cita?

 

Pues, lo común ahora es socorrer a las aplicaciones de chat y emparejamiento por internet. Entonces, bien, genial. Puede conocer a miles de personas por las redes. Si alguien no te agrada solo  lo eliminas, lo bloqueas y ya, ¿cierto? Es fácil. Empiezas a coincidir con alguien, él te da match, tú le das match, se hablan, se coquetean y luego de unos días (o el mismo día) se concreta una cita.

 

Bien, se conocen, se gustan, tienen más citas y hasta pueden llegar a tener algo serio. Todo va bien hasta que ocurre que algo de él o ella, no te gusta. Las cosas que no te pueden gustar son infinitas. La mayoría de estas “parejas” se distancian porque sus rutinas, horarios o estilos de vida no coinciden. Luego de que pasa el mágico momento de las primeras citas y de las apasionadas noches, recurres nuevamente al móvil a ver a quién le puedes dar “match” porque lo otro ya se acabó.

 

Entonces, todo comienza otra vez, los match, lo coqueteos, las citas, las salidas, el sexo… y luego ahí está, ves algo que no te gusta y corres otra vez al Tinder, Bumble, Happn, etc, etc, etc!

 

Lo más gracioso e irónico (o triste y desalentador) es que te vuelves a encontrar con las personas que saliste anteriormente una y otra vez, ya sea en la misma aplicación o tal vez en otra (y te ries con satisfacción maquiavélica porque tampoco encontró a nadie jajaja.).

 

Pero la sigues, sigues en la misma jugada una y otra vez, pues ¿quién sabe? Aún conservas la esperanza (que más da) de qué en alguna de esas aplicaciones y entre alguno de esos miles de perfiles, encuentres a la persona que te haga borrar (permanentemente) esa bendita aplicación.