La química de un beso es más complejo de lo que crees y cómo reacciona el cerebro

Un beso puede decir mucho más de lo que imaginas. Ya que por si no lo sabías los labios son unas de las partes del cuerpo más neuronas sensoriales. Al besarnos, estas neuronas envían información al cerebro donde liberan una serie de reacciones neuroquímica en el sistema límbico, dentro del cerebro.

 

Imagen: Pinterest

 

 

Cuando besamos, los músculos de la boca se activa, principalmente el músculo Orbicularis Oris, se encuentra alrededor de los labios, en forma de elipse y constituido por dos porciones: La porción marginal y la porción labial. También se comprometen 5 de 12 nerviosos craneales, mientras beses.

 

Imagen: Pinterest

 

 

El nervio craneal facial mixto también se implica, es decir, como contiene fibras, como motoras, en el cual forma el séptimo par craneal, emite dos fibras, un que corre por el lado derecho de la cara y el contralateral por la zona izquierda.

 

Imagen: Pinterest

 

 

Además producimos cuatro hormonas que nos hace sentir, placer, motivación y alegría mientras damos un ósculo. Que son: La dopamina, se encarga de sentimientos como el amor, la lujuria, mediadora del placer y la motivación a uno mismo. La serotonina, disminuye los sentimientos de tristeza. Las endorfinas son las responsables de la temperatura de nuestro cuerpo, sirven como analgésicos y de las funciones reproductivas. Por último la oxitocina se encarga de lo sentimientos  y el apego. En los hombres otra hormona que despierta es la testosterona, incrementa el apetito sexual.

 

Imagen: Pinterest