La confluencia de dos ríos en Venezuela, que te harán recordar algún amor.

Venezuela, un país lleno de encantos.

Cuenta con numerosos atractivos turísticos, paisajes, playas, montañas y unos cuantos fenómenos naturales únicos, cómo los relámpagos del Catatumbo en el estado Zulia y por si fuera poco la confluencia de los dos ríos en el estado Bolívar los más importantes del país. Y es que a simple vista se puede observar cómo estos dos ríos se unen pero no se mezclan.

 

Imagen: Google

 

Según la leyenda aborigen los ríos representan a dos amantes condenados a estar juntos pero jamás mezclarse. Cuentan que el río Orinoco (hombre) y el río Caroní (mujer) se enamoraron pero los dioses se opusieron, sin tener ellos la culpa de haber nacido en sitios diferentes los desafiaron y acordaron encontrarse más adelante en el inmenso mar azul. Dicen que cuando el Orinoco se vuelve rebelde y se sofoca de calor el Caroní lo calma con su suave briza. Finalmente se dan un beso y van agarrados de la mano recorriendo el mundo.

 

Imagen: Google

 

Creo que a la mayoría le viene ese viejo amor a la mente, para el cual el tiempo, las circunstancias o la vida de cada uno fueron los dioses encargados de oponerse. A lo mejor alguno corrió con suerte y hoy se encuentra junto a ese ser amado, otros tal vez ven este fenómeno de la naturaleza tan perfecto y poco descriptible cómo una historia más donde quienes se aman no pueden estar juntos.

 

Imagen: Google

 

Aunque este fenómeno producto de una naturaleza tan majestuosa y perfecta tiene una explicación científica, en el que ratifican que ambos ríos no se mezclan por su composición química, la mayoría de personas de esa localidad, turistas y quienes ahora conocen más sobre ese gesto de la naturaleza prefieren contemplar la historia de amor detrás escondida y quizás recordar la propia.