Frases realmente bellas de la literatura universal

Muchas veces, las mejores historias se resumen en pequeñas frases.

“Crearía un perfume que no sólo fuera humano, sino sobrehumano. Un aroma de ángel, tan indescriptiblemente bueno y pletórico de vigor que quien lo oliera quedaría hechizado y no tendría más remedio que amar a la persona que lo llevara, o sea, amarle a él, Grenouille, con todo su corazón.”

El Perfume (Patrick Süskind).

“Nuestras vidas se definen por las oportunidades, incluso las que perdemos”.

El curioso caso de Benjamin Button – F. Scott Fitzgerald

Imagen: Pinterest

“La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.”

Gabriel García Márquez

“El hombre razonable se adapta al mundo; el irrazonable intenta adaptar el mundo a sí mismo. Así pues, el progreso depende del irrazonable.”

George Bernard Shaw

“No hay felicidad o infelicidad en este mundo; sólo hay comparación de un estado con otro. Solo un hombre que ha sentido la máxima desesperación es capaz de sentir la máxima felicidad. Es necesario haber deseado morir para saber lo bueno que es vivir”.

El conde de Monte Cristo – Alejandro Dumas

Imagen: unsplash

“Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.”

Miguel de Cervantes Saavedra

“Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio”

Octavio Paz

“La libertad, para realizarse, debe bajar a la tierra y encarnar entre los hombres. No le hacen falta alas sino raíces.”

Octavio Paz.

Imagen: unsplash

“El hombre débil se vuelve fuerte cuando no tiene nada, porque solo entonces puede sentir la locura de la desesperación”.

“La compañía blanca” de Arthur Conan Doyle

“Mientras el corazón late, mientras el cuerpo y alma siguen juntos, no puedo admitir que cualquier criatura dotada de voluntad tiene necesidad de perder la esperanza en la vida.”

Viaje al centro de la tierra – Julio Verne

“El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad”.

Gabriel García Márquez

Imagen: unsplash

“Cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. El alma de quién lo escribió, y el alma de quiénes lo leyeron y vivieron y soñaron con él. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien desliza la mirada por sus páginas, su espíritu crece y se hace fuerte.”

Carlos Ruiz Zafón

“Algún día, en cualquier parte, en cualquier lugar, indefectiblemente, te encontrarás a ti mismo; y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.”

Pablo Neruda

“Soy lo que has hecho de mí. Toma mis elogios, toma mi culpa, toma todo el éxito, toma el fracaso, en resumen, tómame.”

Grandes esperanzas – Charles Dickens

Imagen: unsplash

“Nada hay en el mundo, ni hombre ni diablo ni cosa alguna, que sea para mí tan sospechoso como el amor, pues este penetra en el alma más que cualquier otra cosa. Nada hay que ocupe y ate más al corazón que el amor. Por eso, cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde, por el amor, en la más honda de las ruinas.”

El nombre de la Rosa – Umberto Eco

“La alegría causa a veces un efecto extraño, oprime al corazón casi tanto como el dolor”.”

El conde de Montecristo – Alejandro Dumas

“Si buscas la perfección nunca estarás contento.”

Anna Karenina – Leo Tolstoy

Imagen: unsplash

-Alicia: ¿Cuánto tiempo es para siempre?

-Conejo: Blanco: A veces, solo un segundo…

-Alicia: ¿Cuánto tiempo es un segundo?…

-Conejo Blanco: Cuando amas, una eternidad.

Alicia en el país de las maravillas – Lewis Carroll