El chisme es un elemento esencial para conservar tu salud mental, la ciencia lo dice y yo le creo

Nadie en este mundo puede privarse de algunos chismecillos, todas en algún momento hemos sido parte de ellos, sobre todo cuando los compartimos con nuestras amigas.

Imagen: Google

Desde los que hablan sobre los famosos hasta aquellos que nos rodean de nuestros compañeras de trabajo, del círculo de amistades o de la propia familia, pero nadie se salva de compartir o protagonizar más de alguno en su vida.

Pero no te sientas mal, pues la misma ciencia dice que es benéfico para tu salud mental compartirlos con tus mejores amigas.

Imagen relacionada
Imagen: Google

Desde el principio de los tiempos, los chismorreos o chismes como se les conoce, ha cumplido una función de comunicación entre las personas y las comunidades. Era una forma de regular también el comportamiento para aquellos que componían dichas sociedades.

De acuerdo a las declaraciones hechas por el profesor y antropólogo Robin Dundar, explicó en una entrevista que “algunas personas se aprovechan de la buena voluntad de los otros, y si se les permite seguir así puede resultar en el colapso de la sociedad. Ese comportamiento debilita la confianza en la que se basa la vida social. Sin chismorreo, tendríamos dificultad en mantener la cohesión de nuestros grupos sociales grandes”.

Resultado de imagen para amigas platicando sorprendidas
Imagen: Google

Pero además, también tiene un efecto positivo en cuanto a la confiabilidad de una persona, pues de acuerdo al psicólogo social Roy Baumeiste, los chismes nos ayudan a saber si alguien puede llegar a ser peligroso o poco confiable.

Así que mantener los chismorreos -y escucharlos- puede cuidarte de sufrir una decepción y regular tu comportamiento, pero también alegrarte el día y mantener tu salud mental.

Resultado de imagen para amigas platicando sorprendidas
Imagen: Google