Cuando ya olvidaste a tu ex pero no te deja de alegrar que le vaya mal

Mi necesidad de maldad ha hecho que un par de novios crean que aún estoy enamorada de mi ex, pero es que la verdad se portó tan patán, conmigo que saber de su vida y observarlo es como mi propia telenovela donde cada que le va mal es momento que disfruto enormemente.

Imagen: Pinterest

La villana que vive en mi necesita saber que a ese hombre le va mal. Cuando estuve a su lado me hizo la vida de cuadritos y claro que acepto mi responsabilidad por quedarme a su lado viendo cómo es que me estaba tratando de esa mala manera.

Imagen: Pinterest

Pero mi crianza, que me decía que yo como mujer debía comprender que el hombre tiene malos momentos y yo si realmente lo quería debía permanecer a su lado y apoyarlo en señal de mi amor, me hizo permanecer a su lado hasta que abrí los ojos y reaccione.

Imagen: Pinterest

Me di cuenta que yo, no soy mi educación que tenga la capacidad para decidir por mí misma que es lo que quiero en mi vida y lo que no así que una vez que me empodere de mi propia vida, fue como por fin lo saque de esta y me libere de su desagradable presencia en mi vida.

Imagen: Pinterest

Pero ahora mi lado de villana de telenovela mexicana, hace que disfrute todas y cada una de sus desgracias, me alegran el día, la vida y la existencia.

Imagen: Pinterest

No solo yo lo disfruto sino también mis amigas que amablemente, me envían las capturas de pantalla de sus cosas, sin evitar de decirme que como fue que fui capaz de dejar ir semejante hombre que me amaba tanto que salía con otras para no gastarme, que me mentía a cada rato para que no me preocupara, que hombre como él no se encuentran todos los días. Gracias a Dios.